LIBRO PRIMERO

Publicado en por jhoselyn santos

                  SOBRE LA FELICIDAD


CAPITULO l


TODA ACTIVIDAD HUMANA TIENE UN FIN


"El bien fue definido correctamente como aquello hacia lo cual tienden todas las cosas".

Uno poseefelicidad pero esta se empieza a disminuir cuando nosotros tenemos la posibilidad de hacer algo bueno yno la aprovechamos.



                                             
CAPITULO ll

                     
LA ETICA FORMA PARTE DE LA POLITICA

La ciencia o facultad que le concierne a tal objeto. De hecho,  esta ciencia parece ser la mas autorizada y la mas propia de todas las ciencias: la Política; porque ella ordena el tipo de ciencias que convienen a las ciudades y las que deben aprender los ciudadanos.


 

La ética se ve influenciada por la política, ya que la política se encarga de tener un orden y un control de lo que es bueno para las personas.



                                             CAPITULO lll

         

         LA CIENCIA POLITICA NO ES UNA CIENCIA EXACTA

Lo noble y lo justo que conciernen al objeto de la Política presentan tantas diferencias y desviaciones, que parecen ser mucho mas el resultado de las leyes o convenciones que la obra de la naturaleza.

 

En la política hay un pequeño problema que es el que a veces la política no es justa entonces ahí se empieza a perder la ética.





                                             CAPITULO IV

 
DEVERGENCIAS ACERCA DE LA NATURALEZA DE LA FELICIDAD

“Unos sostienen que la felicidad reside en las cosas  palpables y manifiestas”


 

Como es el caso del placer, los honores ola fortuna; otros, en cambio, sostienen otros pareceres. Asimismo, a un mismo hombre le pueden parecer distintas cosas: la salud será la felicidad para el enfermo; y la riqueza, la felicidad para el podré; y para quienes su propia ignorancia admiten, la felicidad residirá en poseer la capacidad de quienes proclaman grandes ideas y que exceden en mucho a su comprensión.





                                             CAPITULO V

                          
 PRINCIPALES MODOS DE VIDA

Conforme con nuestro pensamiento, advertimos que el bien es algo propio que respecta al hombre; y por ello, resulta difícil serle arrebatado. Incluso, aquellos hombres que aspiran a los honores solo pretenden persuadirse a si mismos de merecerlos en razón de su virtud y solicitan la aprobación de los hombres prudentes.


 

Todas las personas tiene pensamientos diferentes en lo que se refiere a la felicidad algunas personas dicen que la felicidad es todo aquello que se disfruta y otras personas dicen que es lo que se hace para los demás.



                                                                      

                                     CAPITULO VI

  
  REFUTACION DE LA IDEA PLATONICA DEL BIEN

El bien suele decirse de muchos modos como el ser; en tanto sustancia, Dios o la razon; en tanto cualidad, la virtud; en tanto cantidad, el justo medio o lo que es moderado; en tanto relacion, lo que es util; en tanto tiempo, la oportunidad adecuada; y en tanto lugar, el sitio correcto, y asi sucesivamente. En virtud de lo expuestol resulta evidente que no puede existir una nocion universal y unica, capaz de extenderse a todos los casos; de este modo, no podria predicarse en todas las categorias, sino solo en una.


Todas las ciencias se orientan hacia el bien determinado y buscan suplir aquello que les falta para procurarlo, precisamente, dejando a un lado el conocimiento del bien mismo. Resulta contrario a la razón que la mayor parte de los exponentes de las artes ignoren este gran subsidio y siquiera pretendan conseguirlo.




                                            CAPITULO VII

EL BIEN DEL HOMBRE ES UN FIN EN SI MISMO, PERFECTO Y SUFICIENTE

“Aquel fin que se procura por si mismo y no en razón de otros, lo llamamos perfecto”.

 

Se elija por si mismo o por causa de otra cosa. Así, sencillamente, llamamos perfecto al fin que se pretende por si mismo y no a aquel que se procura en razón de otra cosa. De esta naturaleza parece ser la felicidad; por que la felicidad es elegida por ella misma y nunca ara beneficio de otra cosa.

 

“La autosuficiencia no debe ser comprendida en el sentido de quien vive separado y en forma solitaria”.

 

Es necesario fijarle un término a las relaciones, porque haciendo las extensivas a los padres, parientes, amigos de los amigos y ciudadanos llegarían hasta el infinito.





                                                           CAPITULO VIII

LA FELICIDAD ES UNA ACTIVIDAD DE ACUERDO CON LA VIRTUD

Los bienes los dividimos en tres clases: los llamados bienes exteriores, los bienes del alma y los bienes del cuerpo. Sostenemos que los bienes del alma son los mas importantes y los mas elevados, ya que todas las acciones anímicas quedan referidas al alma.

 

De los tres bienes los mejores son los bienes del alma porque esas quedan gravadas y nunca se olvidan.

 

El hombre feliz es el que obra y vive bien, dado que, conforme con la opinión general, suele identificarse con el bien vivir y el bien estar.

 

Un ejemplo podían ser los juegos olímpicos ya que aunque algunos que van no ganen pero lo importante es que se esforzaron.




                                               CAPITULO IX

                       LA FELICIDAD Y LA BUENA FORTUNA

La felicidad requiere una virtud perfecta y una vida entera, ya que muchas mudanzas y azares de toda especie ocurren a lo largo de una vida, y puede ocurrir que el mas prospero sufra grandes infortunios en su vejez, como se cuenta de Príamo en los poemas troyanos, y nadie considera feliz al que ha sido victima de tales desgracias y haya acabado miserablemente.



                                       
                                           CAPITULO X


                  LA FELICIDAD Y LOS BIENES EXTERNOS

En ninguna obra humana hay tanta estabilidad como en las actividades virtuosas, que parecen mas firmes, incluso, que las ciencias; y las mas valiosas de ellas son mas firmes, porque los hombres virtuosos viven sobre todo y mas continuamente de acuerdo con ellas.

 


Las actividades rigen la vida, ningún hombre venturoso llegará ser desgraciado, ya que nunca hará lo que es odioso y vil.





                                         CAPITULO  XI

LA FELICIDAD DE LOS MUERTOS Y LA BUENA O MALA FORTUNA DE LOS DESCENDIENTES


"Son incapaces de hacer felices a quienes no lo son, y aun menos de privar de la felicidad a quienes disfrutan de ella".

La felicidad no se puede enseñar ni privar, es algo que se da en cualquier momento y no depende de nadie.



                                          CAPITULO XII

     LA FELICIDAD, OBJETO DE HONOR Y NO DE ALABANZA

La felicidad constituye un bien supremo digno de elogios.

 

Por lo demás, la felicidad es un principio fundamental, ya que todo cuanto hacen los hombres es por beneficio de ella; y en nuestra opinión, la causa y el principio fundamental de todos los bienes son algo divino y excelso.

 

Llamamos virtud humana no a la del cuerpo, sino a la del alma.

 


                                       CAPITULO XIII

              EL ALMA, SUS PARTES Y SUS VIRTUDES

"Llamamos virtud humana no a la del cuerpo, sino a la del alma".

Los felices y los desgraciados no se diferencian en cuanto a la mitad de la vida. Y es normal que ocurra, ya que el sueño es una inactividad del alma en cuanto se dice buena o mala, excepto cuanto ciertos movimientos penetran un poco.


Comentar este post