LIBRO TERCERO

Publicado en por jhoselyn santos

ACCIONES VOLUNTARIAS E INVOLUNTARIAS




                CAPITULO I


  RESPONSABILIDADE  MORAL:
       ACTO VOLUNTARIO
         E INVOLUNTARIO


“Dado que la virtud se refiere a pasiones y acciones, si las voluntarias son objeto de alabanzas o reproches, las involuntarias lo son de indulgencia y, a veces, de compasión”:

 

Las cosas involuntarias son las que se hacen a la fuerza o por ignorancia; y se llama forzoso aquello cuyo principio es externo y de tal clase que en el no participa ninguno.

 

“Un hombre, si bien no es alabado, es, con todo, perdonado. Esto sucede cuando uno hace lo que no debe por causas que sobrepasan la naturaleza humana y que nadie podría soportar”.

 

 

Es difícil decidir cual de todas las alternativas que se nos presentan es la correcta y así poder solucionar mejor las cosas.


"Siendo involuntario lo que se hace a la fuerza y por ignorancia, lo voluntario podría parecer que es aquello cuyo principio esta en el mismo agente que conoce las circunstancias concretas en las que reside la acción".

 

No esta bien que digamos que son involuntarias las cosas que se realizan por coraje o apetito de hacer algo malo.

 

CAPITULO II

 

NATURALEZA DE LA ELECCIÓN

 

“La elección parece ser mas propio de la virtud que de las acciones juzgar nuestro carácter”.

 

La elección es algo voluntario, en todo lo voluntario participan todas las personas, a aquellas personas que hacen socas impulsivas se puede decir que son voluntarias.

 

“La elección no puede ser una opinión. En efecto, la opinión se halla referida a todo, a cosas externas e imposibles tanto como a las que están a nuestro alcance, y se distingue por ser falsa o verdadera”.

 

La elección consiste en escoger o en evitar algunas cosas de una cierta naturaleza que pueden ocurrir.

 

CAPITULO III

 

SOBRE LA MATERIA DE LA DELIBERACIÓN

 

“Nadie delibera sobre las cosas perpetuas, ni sobre las cosas que están en movimiento, pero que ocurren siempre de la misma manera o por necesidad, o por naturaleza, o por cualquier otra causa”.

 

Nadie puede intervenir en las cosas que ocurren por que algunas son imposibles de hacerlas mejorar o evitar que sucedan.

 

“La deliberación afecta a las cosas que suceden la mayoría de las veces de cierta manera, pero cuyo remate no el claro, y también a aquellas cuyo desenlace es incierto”.

 

Nos indica que hay cosas en las que no podemos intervenir, aunque son raros en donde si podemos hacer algo para mejorarlos pero no impedirlos.

 

CAPITULO IV

 

OBJETO DE LA VOLUNTAD

 

“Si se dice que el objeto de la voluntad es lo bueno, se concluye en que el objeto deseado por un hombre que no elige lo bueno no es algo deseado rectamente”.

 

La voluntad todos la identifican como muchas cosas una es que se refiere a lo bueno y otros a lo que parece bueno.

 

“El hombre bueno, en efecto, juzga bien todas las cosas, y en todas ellas se le muestra la verdad”.

 

Toda persona tiene gustos diferentes y para todos hay cosas buenas.

 

CAPITULO V

 

LA VIRTUD Y EL VICIO SON VOLUNTARIOS

 

“Siendo el fin, entonces, el objeto de la voluntad, mientras que de la deliberación y la elección lo son los medios para el fin, las acciones relativas a estos estarán en concordancia con la elección y serán voluntarias”.

 

Nadie es voluntariamente malvado por que quiere, si no que es porque  tiene un motivo o razón para serlo.

 

“Nadie nos exhorta a hacer lo que no depende de nosotros ni es voluntario, porque de nada sirve intentar persuadirnos para no sentir calor, dolor,hambre o cualquier cosa semejante, porque no sufriremos menos estas cosas a pesar de la persuasión”

 

CAPITULO VI

 

EXAMEN ACERCA DE VARIAS VIRTUDES:

LA VALENTÍA

 

“Tomando ahora las virtudes una por una, digamos que son, a que cosas se refieren y como. Al mismo tiempo, se dilucidara cuantas son”.

 

“La valentía es un termino medio entre el miedo y la temeridad”.

 

Aunque nos den miedo las cosas temibles pero hay que ser valientes para enfrentarlas.

 

“No menos osado es el valiente en el mar que en las enfermedades, pero no de la misma manera que los marinos. Mientras que el valiente desespera de su salvación y se indigna de una tal muerte, los marinos, en cambio, se muestran esperanzados gracias a su experiencia”.

 

Un hombre muestra su valentía en muchas formas en que se requiere valentía o donde la muerte es honrosa.

 

CAPITULO VII

 

CONTINUACIÓN DEL EXAMEN SOBRE LA VALENTÍA:

 

COBARDÍA Y TEMERIDAD

 

“Lo temible no es lo mismo para todos, pero lo que excede las fuerzas humanas es temible para todo hombre de sano juicio”.

 

Lo temible depende de sus actividades que realice y de cómo se comporte.

 


CAPITULO VIII

DIFERENTES FORMAS DE VALOR

“La experiencia de las cosas particulares también parece ser una cierta valentía, y de ahí que Sócrates opinara que la valentía consistía en una ciencia”.

 

Toda persona decide por tener experiencia en lo que quiere.

 

“Parece ser distinto del hombre que sobresale en valentía no tener temor y mostrare mas impersobresale en valentía no tener temor y mostrarse mas imperturbable en los peligros repentinos”.

 

Algunas personas parecen valientes pero solo por que no saben que es el peligro en cambio cuando miran un peligro ahí demuestran su valentía.

 

CAPITULO IX

 

RELACIÓN DEL VALOR CON

EL PLACER Y EL DOLOR

 

“El calor tiene relación con la confianza y con el temor, pero no se refiere a ambos de la misma manera, si no mas bien, a las cosas que inspiran temor”.

 

El fin que tiene la valentía es muy agradable. Aunque queda oscurecido por lo que lo rodea.

 

“Cuando una persona posea la virtud en su integridad y  mas feliz sea, tanto mas penosa le será la muerte”.

 

Si una persona logra obtener esto será muy difícil que renuncie a la vida por que querrá disfrutarla.

 

CAPITULO X

 

LA MODERACIÓN

 

“Después de habernos referido a la fortaleza  el valor, corresponde ahora hablar de la moderación, puesto que esta parecen ser las virtudes que no obedecen a los principios de razón”.

 

La moderación se puede decir que es un termino medio respecto a los placeres que se tengan.

 

“También la mode4racion y la intemperancia están en relación con otros placeres de los que participan, así mismo, los demás animales; y por tal motivo esos placeres parecen serviles y bestiales, y estos son los del tacto y el gusto”.

 

CAPITULO XI

 

CONTINUACIÓN DE LA MODERACIÓN:

DESEOS COMUNES Y PECULIARES

 

“De los deseos, unos parecen ser comunes a todos los hombres; otros son peculiares y adquirirlos, pero no todos los hombres desean tal o cual cosa, ni las mismas”.

 

Los deseos naturales son el alimento el cual que se siente su necesidad desea alimento de todo clase.

 

“El moderado ocupa el termino medio entre estos extremos, porque no se complace con las mismas cosas que el licencioso, sino que, mas bien, le disgustan”.

 

 

El moderado no se aflige si algo le hace falta, simplemente espera que las cosas aparezcan.



CAPITULO XII

 

LA INTEMPERANCIA

 

“La intemperancia parece mas voluntaria que la cobardía. La primera surge a causa de placer y la otra a causa del dolor.

 

Estas a veces uno la elige pero la otra tratamos de evitarla.

 

 

“Podría parecer que la cobardía es voluntaria, no como su manifestación concretas, ya que la cobardía en si misma no es dolorosa, mientras que aquellas nos alteran a causa del dolor hasta el punto de arrojar las armas y cometer otras acciones vergonzosas".

Comentar este post